Protectores solares comestibles

Lo que comemos  también puede actuar como verdaderos protectores solares comestibles 

Cuando la primavera asoma con ganas, rápidamente revisamos nuestra reserva de protector solar; y cada vez más, elegimos  con una mayor consciencia. Buscamos un protector que hidrate, evite manchas, combata el foto envejecimiento y sobre todo, que sea limpio. .

Que contenga filtros minerales, aceites vegetales,  que sean  libres de químicos y que su textura se adapte a  nuestro tipo de piel. Afortunadamente la cosmética natural da pasos de gigantes hacia un cuidado respetuoso y sensible a la piel  y al medio ambiente

Nuestra piel cambia sus necesidades en cada estación, y el verano requiere, debido a la  intensa presencia del sol, un cuidado más exhaustivo. Aquí  está el trabajo interior que podemos hacer con los alimentos  que  cuidan y reparan nuestra piel desde adentro y que con sus muchos nutrientes preparan la piel  para la exposición al sol. .Básicamente son los que nos suministran antioxidantes: compuestos antienvejecimiento presentes en los alimentos y que ayudan  a prevenir el daño cutáneo ; también apoyan esta reparación y preparación  otras vitaminas y fitonutrientes como los ácidos grasos omega 3   presentes en el pescado, las algas, semillas de lino, nueces  y  ácidos grasos omega 7 en el aceite de  espino amarillo 

 Lo que consumimos de manera constante  durante el día  también actúa como auténticos protectores solares comestibles, ya que hay alimentos que pueden aumentar la capacidad de nuestra piel para protegernos del sol.

Cuales son?

Aquellos que son ricos en carotenoides; o provitamina A  que activan la síntesis de melanina y actúan como filtros solares como las zanahorias, mangos, sandía, albaricoques, melocotón, melón, cúrcuma, remolacha espinacas o col rizada, boniato, coliflor, naranja y kiwi .

Las bayas; son  unas auténticas perlas de belleza !  arándanos, fresas, grosellas, moras o frambuesas muy ricas en polifenoles.

Tomates y pimientos; los primeros, contienen licopeno, un pigmento antioxidante que protege de las quemaduras solares, los pimientos son una bomba vitamina C.

Muchas de estas frutas y verduras  también son  especialmente ricas en vitaminaC , considerada la vitamina antiarrugas por excelencia  y que  actúa  además como importante precursora del colágeno y  la elastina , además de poseer fibra y enzimas que mejoran la salud digestiva que como sabéis se refleja en la salud de nuestra piel.

Es importante también reforzar  el consumo de alimentos probióticos  que sean fácilmente digeribles  para cada uno como: kéfir, yogurt,  kombucha, miso, microalgas ( Espirulina-Chlorella) Chucrut u otros.

 El secreto consiste en combinar el cuidado exterior de la piel con los alimentos  adecuados y el consumo de agua necesaria, que la protejan y  restauren desde dentro.